Oleoducto Araguaney-banadia

Estudio para construcción y operación del Oleoducto Araguaney - Banadía

Para la Construcción y Operación del Oleoducto Araguaney - Banadía

Desafío

La construcción de un oleoducto entre estos dos puntos de la Orinoquia, se constituye en un reto ambiental y social, toda vez que esta zona presenta una gran diversidad de ecosistemas estratégicos, tanto de sabana, como de áreas de montaña, además de áreas protegidas de orden local y nacional, así como lugares de asentamiento de minorías étnicas, por lo que se requiere diseñar un trazado que sea efi­ciente y logísticamente viable, al tiempo que se minimizan los impactos potenciales sobre estos sitios.

Solución

Para superar las limitaciones impuestas por las características de la zona, se implementó un trazado que avanza en su mayor parte por la zona de transición entre el sector de piedemonte y el sector de sabana, evitando de esta manera el paso por áreas de topografía montañosa a escarpada con presencia de zonas de alta sensibilidad ambiental por estabilidad geotécnica, presencia de nacimientos de agua, bocatomas y densidad de drenajes, los cuales predominan en el sector de piedemonte, y minimizando el paso por áreas de bajos inundables y esteros, los cuales caracterizan el sector de sabana. 

Además, el trazado evita el paso por zonas de expansión urbana correspondientes a cabeceras municipales y el paso por inmediaciones de centros poblados o caseríos en general.

Resultado

Como resultado de este proyecto, se obtuvo la licencia ambiental para un ducto de 42” de diámetro, y una longitud de 229 km, con un derecho de vía de 40 metros, el cual discurre en gran parte paralelo y próximo al corredor de la Carretera Marginal de la Selva (se separa máximo 13 kilómetros en la parte más alejada de ésta), garantizando la mínima intervención de corrientes de agua a ser cruzadas y recorriendo principalmente zonas de pastos limpios y pastos arbolados, con una mínima intervención en zonas de bosque.